Skip to main content

Hace aproximadamente un siglo, Henry Ford dijo que “El 50% de las inversiones publicitarias que se realizan son inútiles”. Esta afirmación hoy en día sería inicialmente rechazada o no se estaría de acuerdo con ella; sin embargo, en un escenario lleno de anuncios de todo tipo y con una atención cada vez más bajo por parte de los usuarios, no todo gasto en adv puede ser eficaz. Por esta razón, resulta crucial que los anunciantes diseñen estrategias de comunicación capaces de captar al público adecuado, a través de los medios más apropiados y aprovechando las herramientas omnicanal que ofrece lo digital.

Para ello, las marcas deben adaptarse a los constantes cambios que están revolucionando el ecosistema de la publicidad digital, evolucionando y adoptando nuevas tecnologías, como: el uso de inteligencia artificial generativa, un enfoque sólido basado en datos y la inminente llegada del apocalipsis de los cookies. Al mismo tiempo, también ha cambiado el papel del consumidor: cada vez más omnicanal, sensible a la privacidad y exigente.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de comenzar el año y esbozar las futuras acciones de marketing teniendo en cuenta todos estos aspectos? El secreto radica en el análisis de las principales tendencias que caracterizarán el panorama de la publicidad digital en los próximos 12 meses, aprovechando conocimientos e información recopilada para captar la atención de los consumidores a través de mensajes atractivos.

¡Descubrámoslas juntos!

Inteligencia artificial y datos

Entre los cambios trascendentales de este periodo está el uso disruptivo de la inteligencia artificial por parte de los anunciantes. Actualmente, se estima que el 67% de los expertos en marketing utilizan esta tecnología en sus actividades, desde la producción de imágenes hasta la redacción de textos publicitarios y la segmentación de campañas.1

Esta integración entre la experiencia humana y la tecnología, junto con el escenario cookieless cada vez más cercano, está llevando a un cambio de paradigma hacia la privacidad y el uso transparente de los datos. Estos, junto con la IA, se convertirán en herramientas esenciales para realizar comunicaciones personalizadas: de hecho, las personas, aunque desean experiencias personalizadas, exigirán transparencia en la recopilación, el uso y la protección de sus ideas.

Una nueva era: creatividad y tecnología

Otra tendencia de la industria que marcará el nuevo año es la reimaginación del proceso creativo, donde el desarrollo de la creatividad estará guiado por la combinación entre el trabajo humano y las herramientas de IA. Un ejemplo de esto es la continua innovación en la optimización dinámica del contenido creativo (DCO), mediante el uso de herramientas como los Large Language Models, que permiten comprender a fondo el lenguaje de las personas con el objetivo de aumentar la precisión de los mensajes publicitarios. A partir del estudio de múltiples fuentes de ideas, la máquina es capaz de trabajar en millones de prompts diferentes, producir contenido personalizado para la audiencia específica a alcanzar y adaptar el texto del anuncio con el tiempo, según el comportamiento del objetivo, para hacerlo más efectivo y persuasivo.

Medios omnicanal y digitales

Para 2024, en el mercado publicitario, destaca la centralidad de las activaciones omnicanal para llegar a los usuarios en cualquier lugar y en cualquier momento. Una reciente investigación de Forrester Consulting sugiere que, en la actualidad, los anunciantes planean en promedio más canales que en el pasado, anticipando llegar a 14.6 touchpoint para integrar en una estrategia de comunicación en los próximos dos años. Entre estos, se destaca el retail media, que se confirma como el segundo canal de publicidad de más rápido crecimiento en Europa, donde alcanzará los 25 mil de millones de euros para 20262. Además, entre los puntos de contacto emergentes y en constante evolución se encuentra el DOOH, gracias a su capacidad para aumentar la brand awareness y transformar la atención del usuario en recuerdo publicitario. Finalmente, en el media mix, la CTV ocupa una posición central debido a las múltiples ventajas que ofrece a los anunciantes, incluido el impacto positivo (+49%) que un anuncio de TV genera en la mente de aquellos que ven contenidos en este canal.3

Conocer estas tendencias en curso resulta crucial para las marcas que tienen la oportunidad de subirse a la tendencia positiva de todo el sector, que según las estimaciones de Warc registrará un aumento del 3,6% de la inversión publicitaria en Europa, en consonancia con el crecimiento del mercado mundial previsto para este año.