Madrid y Barcelona en tiempos de Covid-19: el análisis de Beintoo que nos revela cómo han cambiado realmente los desplazamientos de los españoles

Madrid y Barcelona Covid-19

El mundo está viviendo un momento histórico de estado de emergencia, con abundantes e inesperados cambios, incertidumbres y fuertes miedos.

Europa, y en particular algunos países entre los que se encuentra España, se han visto azotados por un nuevo virus, el COVID-19, que está provocando un profundo desajuste en las reglas sociales y económicas. Muchos de estos cambios se han publicado mediante decretos ministeriales, gracias a las recomendaciones y continuas reglas de los hospitales y personal sanitario, que realizan los procesos para detectar y recopilar los casos infectados por este nuevo Coronavirus. En esta atmósfera agitada e imprevisible, es necesario dejar de lado las opiniones para comprender el verdadero impacto de esta emergencia en las ciudades, mediante datos tangibles.

¿Qué datos corresponden a la realidad de los hechos?

Beintoo ha intentado responder a esta pregunta mediante un estudio de tendencias de visita en algunos de los lugares físicos más visitados tanto de Madrid como de Barcelona, para así entender cómo ha evolucionado el tráfico de personas en las últimas semanas.

Variaciones de las visitas medias en comparación con el promedio estacional de las estaciones y aeropuertos

 En el ámbito específico, mediante la tecnología de Beintoo que se basa en la location intelligence, se han analizado los accesos a los principales aeropuertos españoles de Barajas (Madrid) y El Prat (Barcelona), y las principales estaciones de Madrid Sol y Barcelona Sants, evidenciando los cambios en las rutinas de viajes de los españoles.

El estudio, que ha tenido en consideración el periodo del 10 al 18 de marzo, se ha concentrado en las personas que ya pertenecían al panel de Beintoo y que normalmente frecuentan las estaciones y aeropuertos de las dos ciudades.

Los datos recogidos por las señales gps de los smartphone (mediante las apps partner de Beintoo) se han estandarizado, como siempre, para eliminar los efectos estacionales y los cambios en el modelo de muestreo, ya que los diferentes hábitos de desplazamiento también conllevan a diferentes usos de las aplicaciones móviles. 

El primer gráfico representa la desviación de la media de la primera semana de marzo en las principales estaciones y aeropuertos de Madrid y Barcelona. Como se puede ver, los aeropuertos mantienen una tendencia de accesos en línea con el promedio hasta el 16 de marzo, mientras que las estaciones reflejan una disminución de accesos desde el 14 de marzo. En cualquier caso, la tendencia de los últimos 2 días está alineada y es coherente con las restricciones de movilidad impuestas durante este período. En particular, en Barcelona, hay una disminución del 73% del tráfico en la estación de ferrocarril y del 84% en el aeropuerto, mientras que Madrid muestra una disminución del 56% en el aeropuerto e incluso del 90% en la estación de Sol. 

El segundo gráfico, refleja el número de pasajeros que se desplazaron de Madrid a Barcelona día a día, desde el 11 de marzo.

Como se puede observar, a partir del promedio de viajes registrados el primer día del análisis, hay una clara disminución en el número de españoles que salen de Madrid para llegar a Barcelona en los días siguientes, hasta llegar a -70% en comparación con la media del último día del análisis, el 18 de marzo. 

El cuadro que surge de los datos analizados es el de dos ciudades que se han visto afectadas por noticias de fuerte impacto y que, ciertamente, han sido desestabilizadas por ello.

En estos días, Madrid y Barcelona se están convirtiendo en ciudades “domésticas”, habitadas principalmente por residentes y mucho menos por turistas y viajeros, donde los viajes adquieren nuevas connotaciones dictadas por un sentimiento de cautela.